De Wikipedia, la enciclopedia libre




EL DISCO COMPACTO O CD


El disco compacto (conocido popularmente como CD, por las siglas en inglés de Compact Disc) es un soporte digital óptico utilizado para almacenar cualquier tipo de información (audio, vídeo, documentos y otros datos). En español o castellano, se puede escribir «cedé» o, como propone la Real Academia Española, «cederrón» (CD-ROM). Breve historia El disco compacto fue creado por el holandés Kees Immink, de Philips,[1] y el japonés Toshí Tada Doi, de Sony, en 1979. Al año siguiente, Sony y Philips, que habían desarrollado el sistema de audio digital Compact Disc, comenzaron a distribuir discos compactos, pero las ventas no tuvieron éxito por la depresión económica de aquella época. Entonces decidieron abarcar el mercado de la música clásica, de mayor calidad musical. Comenzaba el lanzamiento del nuevo y revolucionario formato de grabación audio que posteriormente se extendería a otros sectores de la grabación de datos. El sistema desarrollado por Sony fue presentado en junio de 1980 a la industria[2] y se adhirieron al nuevo producto 40 compañías de todo el mundo mediante la obtención de las licencias correspondientes para la producción de reproductores y discos.

En 1981, el director de orquesta
Herbert von Karajan convencido del valor de los discos compactos, los promovió durante el festival Salzburgo y desde ese momento empezó su éxito. Los primeros títulos grabados en discos compactos fueron la Sinfonía alpina de Richard Strauss, los valses de Frédéric Chopin interpretados por el pianista chileno Claudio Arrau y el álbum The Visitors de ABBA. En el año 1984 salieron al mundo de la informática, permitiendo almacenar hasta 600 MB. El diámetro de la perforación central de los discos compactos fue determinado en 15 mm, cuando entre comidas, los creadores se inspiraron en el diámetro de la moneda de 10 centavos de florín de Holanda. En cambio, el diámetro de los discos compactos, que es de 5" (12,7 cm), corresponde a la anchura de los bolsillos superiores de las camisas para hombres, porque según la filosofía de Sony, todo debía caber allí. El Compact Disc Digital Audio Desarrollado en 1980 por Sony y Philips, fue denominado «Audio de ensueño», con el cual se pretendía hacer llegar a las cadenas de alta fidelidad domésticas la calidad original de la grabación de estudio.

El primer reproductor de Sony fue el CDP-101 y esta compañía desarrolló todo el equipamiento necesario para la producción de discos compactos. El sistema de grabación incluía un grabador
PCM (Pulse Code Modulation) de 24 pistas, un procesador PCM de 2 canales y un magnetófono digital basado en un magnetoscopio formato U-matic brodcast. El disco es de 12cm de diámetro, que mediante la grabación de alta densidad puede contener 80 minutos de música, superior a un disco LP por ambas caras. Al ser la lectura óptica mediante láser el disco no se deteriora con el número de reproducciones, cosa que ocurría con los discos de vinilo existentes hasta la fecha, y era mucho más resistente a la suciedad y a las ralladuras. Pronto se sumaron hasta 40 compañías en la producción de discos y reproductores así como los elementos necesarios para la producción de las grabaciones.

La comparación entre el formato existente entonces, el disco de vinilo LP, y el nuevo formato CD mostró la superioridad del nuevo formato, si no por su fidelidad, que al menos se reveló como idéntica a la conseguida por un disco de vinilo bien grabado, nuevo y reproducido en un plato giradiscos bien ajustado con una buena aguja, sí en la robustez y el mantenimiento de esa calidad en el tiempo. El CD destacó por su amplia dinámica que llegaba a los 90
dbs en todo el espectro de frecuencias audibles (de 20hz a 20khz). Las mejoras en otros parámetros también eran significativas.
A las ventajas técnicas se le unieron otras como la posibilidad de marcar el comienzo y final de cada pieza así como datos sobre la misma. También se le añadió una tabla con la información de los tiempos y títulos así como la posibilidad de hacer reproducciones en el orden deseado por el usuario o en un orden aleatorio o realizar repeticiones de todo el disco o de una sola canción. En concreto, el sistema incorporaba señales de inicio y final, que indican cuando comienza y acaba la zona grabada; tabla de contenido, que indica las selecciones con su duración y número; código de control, que permite saber si la grabación es estereofónica o cuadrafónica; marca de principio de música, espacio en silencio entre piezas que es utilizado para contarlas; número de pista e índice (puede numerarse cada pieza hasta 99 y lo mismo cada franja de cada pieza); código de tiempo, controla la duración de cada pieza y de todas ellas.

Datos técnicos

Respuesta de muestreo 44.1 khz
Cuantificación
16 bit Diámetro 120 mm
Grosor 1,2 mm
Velocidad de exploración 1,2 a 1,4 m/sg
Velocidad de rotación entre 200 y 500 rpm
Distancia entre pistas 1,65 μm
Longitud de onda del laser 0,78 μm


Lente óptica de un lector.